Hoy os contamos el caso de una chica que casi acaba siendo víctima de un fraude al creerse una falsa oferta de trabajo que recibió a través del correo electrónico. Lee con atención, esta historia puede ayudarte a identificar fraudes similares.

Según la historia que nos hace llegar una usuaria, una persona de un departamento de recursos humanos de una compañía del sector del petróleo contactó con ella a través del correo electrónico ofreciéndole un puesto de trabajo en Nigeria.

Con la excusa de estar creando una base de datos con trabajadores del sector del Oil&Gas, solicitaban su Curriculum Vitae (CV) para incluirlo. Supuestamente habían visto su perfil profesional en la red social Linkedin, les había gustado y por eso contactaban con ella. A nuestra protagonista, en un primer momento no le resultó sospechoso, en otras ocasiones ya había recibido ofertas de trabajo de portales web para la búsqueda de empleo.  Por este motivo, envió su CV.

Rápidamente recibió un nuevo correo de la misma compañía, en esta ocasión directamente le ofrecían un puesto de trabajo con unas condiciones laborales excepcionales, vamos, el trabajo de su vida. Podéis comprobarlo a continuación con las imágenes que os mostramos:

Ejemplo oferta trabajoContinuación. Ejemplo oferta trabajo

 

Si aceptaba el trabajo, lo único que tenía que hacer era pagar los gastos derivados de los trámites del visado a nombre de un abogado que se le indicaba, aunque se le aclaraba que posteriormente se le devolvería el importe.

 Continuación. Ejemplo oferta trabajo 

Es en este momento donde saltan todas las alarmas y nuestra protagonista se da cuenta de que todo esto empieza a ser raro… Por eso, comienza a indagar un poco por Internet para dar respuesta a sus dudas. ¿Qué es lo primero que hizo? Buscar a través del buscador Google información de la empresa. El primer resultado era la web de dicha empresa. Tras acceder a ella, su sospecha se confirma al ver que en la propia portada un mensaje en forma de aviso indicaba que se estaba utilizando el nombre de la empresa para ofrecer trabajos fraudulentos a través del correo electrónico.

 Mensaje mostrado en la web legítima de la empresa 

Está claro que desde ese momento, ya no iba a haber más intercambios de correos, al menos por parte de nuestra protagonista, sin embargo, era hora de recopilar y analizar algunos detalles de la estafa que hasta ese momento no había hecho:

  1. Los ciberdelincuentes habían copiado el membrete de una compañía de petróleo en sus comunicados para dotar de mayor fiabilidad a sus mensajes.
  2. La dirección de correo electrónico tenía prácticamente el mismo dominio. En lugar de  ser petroleum era petoleum sin la letra ‘r’. Sólo si te fijas bien te das cuenta de que es una cuenta con un dominio diferente.

Es un poco raro que sin echar un CV en una determinada empresa o sin estar dado de alta en un portal web de empleo concreto contacten contigo alguien que desconoces por completo para ofrecerte un trabajo, ¿no crees? Además no te ofrecen un trabajo cualquiera, no, no. Uno cuyas condiciones laborales son inmejorables ¡10.500 dólares al mes libres de impuestos! Un pastón...

Afortunadamente esta historia tuvo un final feliz, no llegó a materializarse el fraude. Si tú tampoco quieres caer en engaños de este tipo presta atención ya que la mayoría de falsas ofertas de empleo que circulan por Internet tienen un “modus operandi” muy parecido:

  • La empresa está en el extranjero y no tienen oficinas locales.
  • El español utilizado en sus comunicaciones es deficiente.
  • Usan cuentas de correo gratuitas (Outlook, Gmail, Yahoo!, etc.).
  • Los correos que envían son plantillas y apenas están personalizados.
  • Tras el intercambio de varios correos, la empresa acaba solicitando el envío de una cantidad de dinero bajo alguna excusa a través de servicios como Western Union o Money Gram.
  • Se ofrece trabajo a distancia, es decir, teletrabajo.
  • La oferta llega al correo sin que haya habido ningún proceso de selección previo.
  • Ofrecen características deseables de un buen puesto de trabajo.
  • Adjuntan un fichero que hay que cumplimentar generalmente con datos personales y bancarios.

¿Cómo debes proceder si detectas un fraude de este tipo?

  • No contestes en ningún caso al correo.
  • No abras ficheros ni sigas enlaces que se puedan facilitar desde ellos.
  • Bajo ningún concepto facilites datos bancarios o realizar ningún ingreso económico a cuentas bancarias que se nos puedan solicitar.
  • Si se duda sobre la veracidad de un correo, realiza búsquedas en Google con frases “claves” que contenga el mensaje,  los resultados te pueden dar alguna pista. A veces, tras una pequeña búsqueda en Internet, puedes encontrar cientos de usuarios que han sido víctimas de un determinado fraude.
  • Si se tratase de una empresa con sede en España, realizar la correspondiente denuncia ante los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado.

Si tú también has sido víctima de algún fraude o conoces algún caso de cerca y te gustaría que se publicara en este blog, puedes hacernos llegar toda la información a través del buzón de contacto del portal. ¡Gracias!