¿Cómo se puede engañar a un usuario por Internet? Algunos ciberdelincuentes utilizan la técnica de hacerse pasar por un amigo de la víctima que se encuentra en problemas y necesita ayuda económica urgente.

¿Qué probabilidades creéis que hay de que se produzca la siguiente situación? Un amigo os envía un e-mail con las siguientes particularidades:

  • El asunto es “¡Necesito ayuda urgentemente!” o algo parecido.
  • El correo está redactado con faltas de ortografía y contiene frases sin sentido.
  • Se encuentra en el extranjero por algún motivo: vacaciones, por trabajo, asuntos familiares, etc.
  • Con la mala suerte de que le atracan unos ladrones.
  • Por supuesto, le roban todo lo que lleva encima: teléfono móvil, tarjetas de crédito, etc.
  • Como no podía ser de otra forma, necesita dinero urgentemente para pagar un hotel, comprar un billete de transporte, comida o cualquier otra cosa que se os ocurra.
  • El dinero quiere recibirlo a través de servicios como Western Union o Money Gram.

Aunque os parezca extraño, un e-mail de estas características es el que recibió Héctor, el protagonista de esta historia, cuando revisaba su bandeja de entrada del correo electrónico.

El correo electrónico enviado por el amigo

El correo electrónico enviado por el “amigo”

Desde un primer momento, Héctor se percató de que el mensaje no había sido enviado por su amigo, principalmente porque sabía a ciencia cierta de que no se encontraba en el extranjero, ¡había quedado esa misma tarde con él para tomar algo! No obstante, le llamó rápidamente a su casa para confirmar la situación.

Entonces, si no había enviado su amigo el correo electrónico, ¿quién lo había hecho? y ¿por qué? La segunda respuesta estaba clara: por dinero, sin embargo, saber quién lo había hecho resultaba un poco más complicado de adivinar. Lo que sí era evidente, es que alguien había logrado suplantar su identidad accediendo a su correo electrónico y enviando mensajes a todos los contactos en su nombre.

¿Cómo habrían conseguido entrar a su correo? Posiblemente por alguna de las siguientes razones:

  • Utilizaba una contraseña débil, fácil de adivinar.
  • Tenía el equipo infectado con algún tipo de virus capaz de robar sus credenciales del correo.
  • Fue víctima de algún correo de tipo phishing que se hacía pasar por su servicio de correo electrónico (Outlook, Gmail, Yahoo! Mail, etc.).
  • Quizá usaba la misma contraseña de acceso que en otro servicio online, el cual había sido “hackeado” previamente por ciberdelincuentes.

¿Qué hizo el amigo de Héctor para evitar males mayores?

  1. Cambió su  clave de acceso al correo electrónico y se aseguró de poner una contraseña bien robusta.
  2. A continuación, avisó a todos sus contactos explicándoles lo ocurrido para que no accedieran a las peticiones del mensaje.
  3. Y finalmente notificó la situación a las Fuerzas y  Cuerpos de Seguridad del Estadopara que investigasen la situación.

Además, protegió adecuadamente su ordenador, instalando una herramienta antivirus y asegurándose de que tanto el sistema operativo, como el navegador y todos los programas instalados estaban correctamente actualizados.

Como siempre os decimos, todos estos timos son fácilmente evitados utilizando el sentido común. Por eso, no confiéis en correos electrónicos que os soliciten dinero bajo cualquier excusa. Antes de hacer nada, informaos bien y aseguraos de que lo que os están contando, es cierto.

Por cierto, Héctor quiso saber hasta dónde estaba dispuesto a llegar la persona que suplantó a su amigo. Os daréis cuenta rápidamente, que a la persona que estaba intentando engañarle, sólo le interesaba recibir dinero...

Intercambio de mensajes Héctor-ciberdelincuenteIntercambio de mensajes Héctor-ciberdelincuenteIntercambio de mensajes Héctor-ciberdelincuenteIntercambio de mensajes Héctor-ciberdelincuenteIntercambio de mensajes Héctor-ciberdelincuenteIntercambio de mensajes Héctor-ciberdelincuenteIntercambio de mensajes Héctor-ciberdelincuenteIntercambio de mensajes Héctor-ciberdelincuente

Si tú también has sido víctima de algún fraude o conoces algún caso de cerca y te gustaría que se publicara en este blog para ayudar a otros usuarios a prevenir situaciones similares, puedes hacernos llegar toda la información a través del buzón de contacto del portal. ¡Gracias!