Hoy os contamos lo que le pasó a nuestra lectora María, que nos ha enviado la historia de cómo se vio envuelta por accidente en una venta fraudulenta de un coche.

Todo comenzó un fin de semana, en el que recibió una llamada de alguien preguntando por una persona llamada Elisa que vendía un coche. Parecía una confusión, así que no le dio mayor importancia. Hasta que a los pocos minutos recibió una llamada muy similar, y después una tercera.

Pensando que alguien había publicado el anuncio del vehículo en cuestión poniendo su número de teléfono por error, decidió obtener más información cuando volvieran a llamarle, cosa que no tardó en suceder:

Tras esta conversación, María se dispuso a buscar el anuncio en la página web que le habían indicado, para solucionar el error lo antes posible. Mientras tanto, seguía recibiendo llamadas de personas interesadas en el vehículo, ya que era una oferta muy buena.

Con las indicaciones que le habían dado, tardó poco en encontrar el anuncio en cuestión, y comprobó que tal y como sospechaba, se había publicado con su número de teléfono. Como el anunciante ofrecía también la posibilidad de contactar mediante correo electrónico, decidió escribirle para informarle de su error:

Sólo quedaba esperar que Elisa cambiase el número en el anuncio para dejar de recibir llamadas molestas y olvidarse del asunto. Pero entonces, la respuesta que recibió del anunciante le hizo sospechar que se trataba de un timo:

Acompañando a este correo pudo encontrar algunas fotografías del coche y, lo más sorprendente, ¡fotografías de los vendedores!

 Anuncio del coche de la historia real 

 

 Fotografía en la que aparecen los supuestos vendedores fraudulentos 

A la vista del correo, varias cosas hicieron que sospechara que se trataba de un timo:

  • El correo no responde a nada de lo que María indicaba en su mail anterior
  • Está mal redactado y contiene faltas de ortografía
  • El coche está a la venta en Cádiz pero según el correo vivían en Zaragoza
  • Ofrece una rebaja respecto al precio del anuncio sin ni siquiera haber regateado
  • El nombre del vendedor no coincide con el que ponía en el anuncio

Para confirmar sus sospechas, decidió escribir de nuevo pidiendo más información:

Y como respuesta, recibió un correo pidiendo dinero:

Ya no cabía ninguna duda: el anuncio del coche era claramente un timo. Con las pruebas en la mano, decidió avisar a la página web donde estaba el anuncio para que lo retirasen lo antes posible y tratar de evitar así que alguien cayera en el fraude.

Tras esperar unos días durante los que siguió recibiendo llamadas, obtuvo finalmente una respuesta de la web de compraventa:

Comprobó que el anuncio había sido eliminado, y por fin dejó de recibir molestas llamadas a todas horas interesándose por el coche. Además, confiaba en haber ayudado a detectar el fraude antes de que alguna persona ingenua cayera en él.

 

¿Qué le hizo sospechar del anuncio?

  • el precio del coche era muy bajo comparado con otros similares
  • cuando escribió acerca del número de teléfono, recibió una respuesta que no tenía nada que ver con su mensaje
  • esta respuesta estaba escrita con faltas de ortografía y empleando expresiones extrañas
  • el anuncio estaba publicado para vender un coche en Cádiz y en su mensaje dicen que antes estaba en Zaragoza y ahora en Francia, muy lejos
  • el vendedor dice estar en el extranjero pero se ofrece a traer el vehículo a cualquier punto de España

¿Qué hacer en casos así?

  • extremar las precauciones ante ofertas excesivamente buenas
  • en caso de duda, buscar en Google anuncios diferentes que utilicen las mismas imágenes
  • nunca adelantar dinero para poder ver el producto en venta
  • si se sospecha un fraude, o se confirma, avisar a la página web para que retiren el anuncio
  • si has sido víctima de una estafa, denuncia el caso a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

 

Esta publicación está enmarcada dentro del Mes Europeo de la Seguridad Cibernética, un evento organizado a nivel europeo, cuyos objetivos son promover la conciencia sobre ciberseguridad entre todos los ciudadanos, modificar su percepción ante las amenazas y proveer de información actualizada sobre seguridad a través de la educación, las buenas prácticas y las competencias.

"La ciberseguridad es una responsabilidad compartida! STOP.THINK.CONNECT." es el lema seleccionado para este año 2014.