Imagen decorativa, Sorteos y premios online
Seguro que alguna vez te has encontrado con alguna promoción o concurso demasiado atractivo como para ignorarlo, pero ¿te has parado a leer sus términos y condiciones? En este artículo vamos a analizar con detenimiento cómo funciona este tipo de fraude tan común en redes sociales, y a aprender a identificarlos para evitar ser víctimas de uno de ellos.

Hoy en día, los concursos en redes sociales se han convertido en una actividad muy popular entre ciertas marcas y, por ende, también para diversos usuarios y seguidores en general. Los objetivos y el tipo de premio de estos concursos son muy variados: promoción de una nueva marca o producto para acercarse a su público objetivo, crear una relación más cercana entre los miembros de una comunidad, etc. 

Aprovechando la difusión y capacidad de viralización de mensajes que facilitan las redes sociales, algunos han encontrado la oportunidad perfecta para atraer la atención de los usuarios por medio de sorteos y promociones que, con estrategias engañosas, buscan robar nuestros datos y luego venderlos a terceros, para finalmente utilizarlos en campañas de spam o, en el peor de los casos, para distribución de fraudes y malware.  Desde la OSI queremos recordar que, ante cualquier duda en materia de ciberseguridad, ponemos a disposición de los usuarios la Línea de Ayuda de INCIBE, 017. ¡Llámanos! 

Veamos el siguiente ejemplo: 

La hija de la familia Cibernauta y su grupo de amigos llevan tiempo hablando de organizar un viaje. De pronto, una amiga les envía a través de su red social favorita un enlace a un concurso donde se anuncia una caravana o “casa móvil”, perfecta para el viaje de sus sueños. Según comenta su amiga, cuantos más participen en la promoción, más probabilidades tendrán de ganar, así que les anima a todos a seguir los pasos. El proceso es muy sencillo:

  1. Primero, deberán hacer clic en el enlace adjunto que tiene el anuncio.

    Imagen participa y gana tu Casa Móvil

  2. A continuación, tendrán que rellenar los campos de un formulario con unos datos personales. Esto servirá para ponerse en contacto con el ganador del concurso.

    Imagen introduce tus datos personales

  3. Finalmente, solo necesitarán compartir el enlace con más amigos para aumentar las probabilidades de que uno de ellos opte al premio y puedan disfrutar de él.

Aunque su amiga está muy entusiasmada, a nuestra protagonista no le termina de convencer así que decide acceder al apartado de términos y condiciones para conocer en profundidad las bases legales del concurso y las condiciones del premio. Para su sorpresa, este es el texto que aparece en el campo correspondiente:

Imagen texto notificación ganador

En resumen, que los datos recogidos por los participantes del concurso van a compartirse con un gran número de terceras empresas con el objetivo del envío masivo de publicidad y promociones. Además, por si fuera poco, las bases del concurso no están claras, existen contradicciones y el tipo de premio al que se están postulando varía dependiendo de donde miremos, si en el enunciado del sorteo o los términos y condiciones. La protagonista se percató de que en las bases ponía que el premio mencionado consistía en 1.000€ en vez de la caravana y que el concurso finalizó hace meses:

Imagen el premio

Finalmente, y tras hablarlo con sus amigos, los convenció de que este concurso no era más que un gancho para hacerse con sus datos y ser víctimas de publicidad dirigida. 

 

¿Cómo saber si un concurso es lícito?

  1. Comprobar la fuente. Lo primero que debemos hacer es siempre acudir a la fuente del concurso para contrastar la información. Si una marca concreta lanza un concurso, lo habitual es que hayan creado una campaña de marketing para publicarlo en su web o canales de redes sociales. Consultar a ellos directamente.
  2. Revisar las bases legales. Siempre que veamos un concurso debemos buscar sus bases legales. Eso nos ayudará a saber si se trata de un fraude o no, y es que muchas veces nos dejamos llevar por la emoción del momento o las prisas y pasamos por alto lo más importante, ningún sorteo real se lleva a cabo sin bases legales.
  3. Chequear las URLs. Así podremos comprobar a qué dirección nos están llevando, si estamos en un sitio legítimo o por el contrario, no lo conocemos de nada. Una web fiable siempre comenzará por “https” durante el proceso de recogida de datos. Si tenemos dudas, una búsqueda por Internet nos podrá arrojar algo de luz sobre la web.
  4. Analizar los comentarios. Pararse a leer los comentarios de otros usuarios nos ayudará a identificar posibles fraudes o engaños. Muchos usuarios escriben sus experiencias en Internet y, si han sido víctimas, lo publicarán para evitar que otros caigan en el mismo engaño. 
  5. Buscar fallos ortográficos y gramaticales. La mayoría de fraudes o promociones de dudosa reputación usan traductores para la creación del contenido. Si el concurso es legítimo, al menos contarán con un equipo que se haya encargado de elaborar una campaña con mensajes y diseños bien cuidados.
  6. Contrastar las imágenes. Si es un fraude, lo habitual es que estén sacadas de Internet y sean de mala calidad o copias de otros fraudes y/o concursos. Google por ejemplo te permite comprobar si la imagen es una copia y su procedencia desde su buscador de imágenes: https://images.google.com.

 

¿Cómo podemos protegernos? 

Si creemos haber sido víctimas de algún tipo de sorteo engañoso, no olvidemos que lo primero que debemos hacer es recopilar toda la información posible y denunciar los hechos. Es posible que utilicen estos datos para campañas de spam y publicidad dirigida. Habrá que permanecer atentos a posibles notificaciones que podamos recibir para no caer a su vez en más engaños o incluso fraudes.

Podemos denunciar este tipo de promociones engañosas para que dejen de circular por Internet en la plataforma donde esté alojada. Por ejemplo, la mayoría de las redes sociales incluyen la opción de “denunciar publicación” para eliminar este tipo de publicaciones. Si una publicación tiene suficientes denuncias, la plataforma tomará la decisión de bloquearla: 

Imagen sorteo

Imagen denuncia fraudes

Si crees que se trata de un fraude o no estás seguro, recuerda que puedes llamar a la Línea de Ayuda en Ciberseguridad de INCIBE, al número gratuito 017, donde te ayudaremos a resolver tus dudas.

¿Has sido víctima de un concurso fraudulento? ¿Sabías que se podía denunciar? Comparte con el resto de los usuarios tu opinión y experiencias y mantente al día con las publicaciones de la OSI en materia de ciberseguridad para poder disfrutar de las ventajas de la tecnología.

Historia real enmarcada dentro de la campaña
Ingeniería social: que no te engañen