Importancia : 
Alta

Recursos afectados

Cualquier usuario que haya recibido un correo electrónico con características similares y haya respondido.

Descripción

Se ha detectado una campaña de correos electrónicos fraudulentos suplantando la identidad de la Interpol, cuyo objetivo es extorsionar a la víctima para que descargue y lea el archivo adjunto del correo. Este se trata de un falso documento, donde se indica que se presentarán cargos contra la víctima y se le pide que contacte con la dirección de correo que aparece en el documento para esperar instrucciones del supuesto investigador. El engaño se conoce como extorsión y cualquiera podría ser víctima de él, ya que en realidad no existe ninguna investigación, sino que es el pretexto utilizado para generar preocupación al receptor del correo y que este dé señales de que el buzón está activo para continuar con el engaño.

Solución

Si has recibido un correo de este estilo, no contestes y elimínalo. Nadie va a realizar ninguna investigación e incautación informática. Se trata de un engaño que utiliza estrategias de ingeniería social para que sigas las indicaciones del ciberdelincuente.

MUY IMPORTANTE: no respondas al correo electrónico que te han enviado ya que sirve a los ciberdelincuentes para saber si la cuenta está activa y continuar con el engaño.

En el caso de que hayas contestado al correo, continuado con el engaño e incluso pagado alguna supuesta multa o cantidad de dinero, recopila todas las evidencias de las que dispongas (capturas de pantalla, e-mails, mensajes, etc.) y contacta con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) para presentar una denuncia. Para ello, puedes hacer uso de algún testigo online.

Evita ser víctima de fraudes de este tipo siguiendo nuestras recomendaciones:

  1. Si te llegan correos que no has solicitado o sean de desconocidos, no los abras y elimínalos.
  2. No contestes en ningún caso a estos correos, ni envíes información personal.
  3. Mantén todos tus dispositivos y antivirus actualizados.
  4. En ningún caso envíes datos de tus contactos, ni reenvíes el correo; de este modo, ayudarás a que no se extienda el fraude.
  5. Vigila regularmente qué información tuya circula por Internet para detectar si tus datos privados están siendo utilizados sin tu consentimiento. Practicar egosurfing te permitirá controlar qué información hay sobre ti en la Red.
  6. Si tras realizar una búsqueda en Internet de tu información personal encuentras algún dato que no te gusta o se está ofreciendo sin tu consentimiento, ejerce tus derechos. La Agencia Española de Protección de Datos te proporciona las pautas sobre cómo hacerlo.
  7. En caso de duda, consulta directamente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) o la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) de INCIBE e interponer una denuncia y es preciso.