Añadir nuevo comentario

Lo mismo he hecho yo. Claro que no tengo nada que ocultar y no creo ser una víctima apetecible para los hackers, pero como nunca se sabe y no me gustaría que me puedieran grabar en situaciones cotidianas íntimas, pues pegatina y tranquila. Lo de aceptar a personas desconocidas y sin referencia alguna es de locos...¿en la vida no virtual aceptarían tomar un café así?