Añadir nuevo comentario

No estoy muy de acuerdo con este artículo. La mayoría de los ejemplos se refieren al uso de biometría en el móvil, y esto es “más cómodo” pero no es “más seguro”. De hecho siempre es posible seguir utilizando el PIN (passcode) para conseguir el acceso o para cambiar la información de la huella. La mayor mejora de seguridad que ha supuesto el lector de huella, ha sido convencer a la gente a que ponga PIN en el móvil. El acceso por PIN era muy incómodo para mucha gente y no lo activaban. Pero quien ya tenía PIN no ha cambiado significativamente su nivel de seguridad con la huella. En cuanto a la validación en servicios mediante usuario y contraseña frente a biometria, es cierto que el robo en tu dispositivo (mediante spyware) es más difícil por biometria que por teclado. Pero en caso de ataques a servicios, como los robots masivos de contraseñas como el caso de Yahoo, la solución de cambiar la contraseña es sencilla pero cambiar el dedo... Por lo tanto lo importante es que la huella solo esté almacenada en el móvil y en un chip que haga la validación pero de donde nadie pueda leer la huella (ni un virus).