Hoy en día, resulta muy sencillo para los ciberdelincuentes acceder a la información que enviamos a través del correo electrónico, por ello, aunque no tengamos nada que ocultar, es interesante saber cómo protegerlos para que el contenido no sea vulnerable.