Con este recurso podrás comprobar la seguridad de tus cuentas. Si no utilizas una contraseña robusta y no sigues buenas prácticas relacionadas con la protección de tus cuentas, como compartir la clave con otras personas, usar la misma contraseña en otros servicios, no actualizar la contraseña o no disponer de un método de seguridad extra, entonces tu cuenta no está lo suficientemente protegida y corre el riesgo de ser atacada. ¡Ponte manos a la obra para solucionarlo!

 

Recurso pedagógico enmarcado dentro de la campaña
Experiencia Senior