Seguramente te has conectado a una red de wifi pública alguna vez, o incluso has utilizado tu conexión de Bluetooth para conectarte a otro dispositivo como, por ejemplo, unos altavoces inalámbricos, ¿verdad? Este tipo de conexiones pueden ser más peligrosas de lo que crees. En el siguiente artículo, te explicaremos sus riesgos y cómo proteger nuestros dispositivos e información.