La mayor parte de la población posee una cuenta de Google con la cual accede a los diferentes servicios que ofrece como búsqueda en Internet, Maps, Gmail, YouTube, Drive, Calendar, Google+, Traductor, Fotos, Blogger o Hangouts, entre otros. Todos estos servicos generan información que se almacena en los servidores de Google, por lo que es recomendable que los usuarios editen la configuración predeterminada de su cuenta para que, de este modo, tengan bajo control los datos que se almacenan.