¿Crees que tu dispositivo puede estar infectado?

Banner Desinfecta tus dispositivos

Principales signos que pueden ponerte en alerta:
  1. Las herramientas de protección están deshabilitadas
  2. El dispositivo se reinicia o bloquea sin razón.
  3. Aparición de programas y aplicaciones desconocidas instaladas.
  4. Archivos desaparecidos o inaccesibles.
  5. El rendimiento deja mucho que desear.
  6. Consumo de batería y datos anormales.
  7. Ventanas emergentes con anuncios, mensajes y pop-ups.
  8. El navegador no responde a tus peticiones.

 

Elige el sistema operativo de tu dispositivo

 

 

DESINFECTA TU EQUIPO WINDOWS

Si tienes sospechas de que tu equipo puede estar infectado, como recomendación para mantenerlo a punto y con las defensas altas, sigue los siguientes pasos:

  1. Antivirus instalado y correctamente actualizado. Si no tienes un antivirus instalado y correctamente actualizado, es buen momento para hacerlo. A continuación realiza un análisis exhaustivo del ordenador con la herramienta para ver si detecta algún tipo de virus. ¡No pongas excusas! En nuestra sección de herramientas gratuitas encontrarás varios antivirus.
  2. Herramientas antiespías y antimalware. De manera adicional, te recomendamos que realices un análisis del equipo con alguna de las herramientas antiespías y antimalware que te ofrecemos en la sección de herramientas gratuitas del portal.
  3. Eliminar archivos temporales. Haz uso de alguna herramienta de limpieza para eliminar archivos temporales, cookies, registros del sistema, etc. que puedan estar almacenados en el ordenador.
  4. Desinstalar programas. Finalmente, para quitar programas que ya no desees tener instalados, deberás seguir los siguientes pasos:
    • Selecciona el botón de Inicio > luego selecciona Configuración > Aplicaciones.
    • Elige el programa que quieres quitar y selecciona Desinstalar. (Algunas aplicaciones integradas en Windows no se pueden desinstalar).
    • Para eliminar una aplicación obtenida desde Microsoft Store, búscala en el menú Inicio, haz clic con el botón derecho y selecciona Desinstalar.
  5. Eliminar extensiones del navegador. Uno de los tipos de malware más habituales son las extensiones del navegador. Si no las has instalado voluntariamente, entonces hay que tratarlas como malware. A continuación, te explicamos cómo puedes deshacerte de las extensiones de navegador no deseadas.

    Microsoft Edge:

    • Abre Microsoft Edge.
    • Selecciona Configuración y más... > Extensiones.
    • Mantén el ratón sobre la que quieras quitar y selecciónala; después elige Desinstalar.

    Chrome:

    • Abre Chrome.
    • En la parte superior derecha, haz clic en Más > Más herramientas > Extensiones.
    • En la extensión que quieras quitar, haz clic en Eliminar.
    • Haz clic en Eliminar para confirmar la operación.

    Firefox

    • Abre Firefox.
    • Haz clic en el botón , en Complementos y selecciona Extensiones.
    • Selecciona el complemento que quieres eliminar.
    • Haz clic en el botón Eliminar.
  1. Restaurar el sistema de tu ordenador. Prueba a restaurar el sistema de tu ordenador a un estado anterior en el que todo funcionaba correctamente haciendo uso de los puntos de restauración. Si no sabes qué son o no sabes cómo hacer uso de esta funcionalidad, consulta el siguiente contenido “Restaura tu sistema a un momento en el que SÍ funcionaba”.
  2. Enciende el ordenador en modo seguro. En el caso de que no te deje analizar el sistema operativo, prueba a iniciar el ordenador en modo seguro y lleva a cabo un análisis completo. Para esta fase inicial basta con emplear una herramienta antimalware de carácter gratuito, ya que cuentan con las funcionalidades necesarias para ello.
  3. Arranca el equipo desde un CD/DVD/USB de rescate. En ocasiones no es posible iniciar el ordenador ni en modo seguro, ni deja eliminar archivos infectados desde el sistema operativo. En esos casos, intenta arrancar el equipo por medio de un CD/DVD/USB de rescate ¿Cómo? Siguiendo estos pasos:

La única solución que te garantiza al 100% que tu ordenador esté libre de virus es realizando un formateo y reinstalando de nuevo el sistema operativo. Se trata de una solución un poco drástica ya que, entre otras cosas, supone la pérdida de información si no has hecho copias de seguridad previamente. Por este motivo, antes de ejecutar esta medida, valora sus ventajas e inconvenientes.

En cualquier caso, debes tener cuidado con las copias de seguridad, especialmente de instaladores y programas, ya que estos podrían estar infectados. Te recomendamos que los analices con un antivirus antes de hacer uso de ellos para evitar problemas.

¿No has conseguido solucionar tu problema?

No te preocupes, puedes contactar con el equipo de gestión de incidentes INCIBE-CERT. Un técnico te ayudará a resolver tus dudas.

Recuerda, es importante que mantengas el sistema operativo y programas de tu equipo actualizado. Cuando una aplicación o software se actualiza, se arreglan gran parte de los errores y vulnerabilidades que pueden poner en peligro tu equipo, y de las que se aprovechan los ciberdelincuentes.

Proceso para actualizar el sistema operativo:

  1. Selecciona el botón Inicio.
  2. A continuación, ve a Configuración > Actualización y seguridad > Windows Update y selecciona Buscar actualizaciones.

    Imagen banner

  3. Si tienes todas las actualizaciones disponibles actualmente, Windows Update te indicará que el equipo está actualizado. En caso contrario, comenzará el proceso de actualización de tu sistema operativo.

 

DESINFECTA TU EQUIPO MACOS

Si tienes sospechas de que tu equipo puede estar infectado, como recomendación para mantenerlo a punto y con las defensas altas, sigue los siguientes pasos:

  1. Antivirus instalado y correctamente actualizado. Si no tienes un antivirus instalado y correctamente actualizado, es buen momento para hacerlo. A continuación, realiza un análisis exhaustivo del Mac con la herramienta para ver si detecta algún tipo de virus. ¡No pongas excusas! En nuestra sección de herramientas gratuitas encontrarás varios antivirus.
  2. Utilizar una herramienta de eliminación de malware y antiespías. Hay varias herramientas gratuitas de este tipo, que te permiten analizar el Mac gratis para detectar si tienes que tomar cartas en el asunto. Sin embargo, ten cuidado: es importante que la herramienta sea de un proveedor de confianza. Si te limitas a buscar en Google un antivirus para Mac, tal vez termines encontrando herramientas maliciosas que, en lugar de eliminar virus del Mac tal vez acaben por infectarlo.
  3. Eliminar archivos temporales. Haz uso de alguna herramienta de limpieza para eliminar archivos temporales, registros del sistema, etc. que puedan estar almacenados en el Mac. También los puedes eliminar de forma manual:

    • Abre una ventana de Finder y pincha sobre la opción Ir – Ir a la carpeta.
    • Teclea ~/Library/Caches y pulsa enter para acceder a ella. Opcionalmente puedes copiar todo el contenido a otra carpeta por si ocurre algo al realizar el siguiente paso, en algunos casos los desarrolladores de apps guardan información importante dentro de la carpeta de caché y tener una copia de seguridad puede solucionar posibles problemas en el futuro.
    • Entra en cada una de las carpetas y borra su contenido (no es aconsejable eliminar las carpetas directamente, únicamente su contenido).
  4. Desinstalar programas en equipos Mac. El malware tiene muchas caras diferentes, si has descargado sin querer una aplicación que en realidad es un virus, tienes que desinstalarla enseguida. Puedes utilizar una de las herramientas gratuitas para desinstalar aplicaciones de forma sencilla.

    Para desinstalar aplicaciones de forma manual:

    • Ve a la carpeta de aplicaciones y arrastra la aplicación a la Papelera.
    • Ve a la carpeta ~/biblioteca y busca en la carpeta Soporte de aplicaciones cualquier archivo relacionado con la aplicación y arrástralo a la Papelera.
    • Busca en las otras carpetas en ~/biblioteca, especialmente en Ejecutar agentes y Ejecutar demonios y elimina cualquier archivo relacionado con la aplicación desde allí. Pero ten cuidado, si eliminas archivos usados por aplicaciones legítimas puedes causar muchos problemas.
    • Repite el paso 3 para la carpeta principal de la biblioteca de tu Mac.
  5. Eliminar extensiones del navegador. Uno de los tipos de malware más habituales son las extensiones del navegador. Si no las has instalado voluntariamente, entonces hay que tratarlas como malware.

    A continuación, te explicamos cómo puedes deshacerte de las extensiones de navegador no deseadas:

    Safari:

    • Abre Safari.
    • Haz clic en el menú Safari en la barra del menú y selecciona Preferencias.
    • Haz clic en la pestaña Extensiones, revisa la lista y haz clic en las extensiones que te parezcan sospechosas. Lee la descripción de la extensión. Si no recuerdas haberla instalado, haz clic en Desinstalar.
    • Repite los mismos pasos hasta eliminar todas las extensiones que no necesites.

    Chrome:

    • Abre Chrome.
    • Haz clic en el menú Chrome y selecciona Preferencias.
    • Haz clic en los tres puntos verticales de la parte superior derecha de la ventana del navegador (si estás conectado con una cuenta de Google, estarán debajo de tu nombre).
    • Haz clic en Más herramientas y selecciona Extensiones en el menú.
    • Repasa las extensiones de la ventana del navegador y haz clic en Eliminar si hay alguna que no te suena.

    Firefox:

    • Abre Firefox.
    • Haz clic en Herramientas en la barra del menú y selecciona Complementos.
    • Selecciona Extensiones en la parte izquierda de la ventana.
    • Comprueba las extensiones y haz clic en Eliminar en las que no te suenen.

      Como acceder al apartado Extensiones del navegadores

  1. Restaurar el sistema de tu Mac. Si has seguido todos los pasos anteriores y sigues teniendo problemas para eliminar los virus del Mac, tendrás que intentar restaurarlo desde una copia de seguridad de Time Machine. La ventaja de la restauración con Time Machine es que puedes hacerlo de forma rápida y sencilla arrancando desde la partición de recuperación y restaurando al estado previo a cuando empezaron los problemas en el Mac.

    El inconveniente de esta opción es que perderás todo lo que hayas hecho después del punto de restauración de la copia de seguridad.

    También podrías copiar archivos de tu Mac a otra unidad o a un servicio de almacenamiento en la nube antes de la restauración y copiarlos de nuevo después. Sin embargo, si uno de estos archivos estuviese infectado, corres el riesgo de contaminar de nuevo todo el Mac.

    Si hay documentos que realmente necesitas y no tienes ninguna copia de seguridad, usa uno de los antivirus anteriores para analizarlos antes de copiarlos a otro disco. Así sabrás que son seguros.

    Cómo restaurar una copia de seguridad de Time Machine:

    • Asegúrate de estar conectado a la unidad que utilizas para la copia de seguridad de Time Machine.
    • Reinicia el Mac, manteniendo pulsadas las teclas Comando + R hasta que veas el logotipo de Apple. Cuando aparezca la pantalla Utilidades de macOS, selecciona “Restaurar desde una copia de seguridad de Time Machine”. Haz clic en Continuar.

       

    • Selecciona la última copia de seguridad previa a los problemas en el Mac o a la posible infección con un virus.

      Cómo restaurar una copia de seguridad en macOS

    El Mac volverá al estado en el que se encontraba al realizar esa copia de seguridad.

  2. Enciende el Mac en modo seguro. Si tienes problemas al iniciar el Mac con normalidad, puedes iniciarlo en modo seguro y llevar a cabo un análisis completo. Para esta fase inicial basta con emplear una herramienta antimalware de carácter gratuito.

    Para iniciar el sistema en este modo, mantén pulsada la tecla “Mayúsculas” mientras se inicia o reinicia el equipo. Aparecerá en la pantalla el logotipo de Apple. Suelta la tecla “Mayúsculas” cuando aparezca la ventana de inicio de sesión.

    Para salir del modo seguro, reinicia el Mac sin pulsar ninguna tecla durante el arranque.

Si no tienes ninguna copia de seguridad de Time Machine para realizar una restauración, el último recurso es volver a reinstalar macOS. Con esta solución empezarás de cero: tendrás que borrar por completo tu unidad de arranque y volver a empezar. Y esto incluye volver a instalar todas tus aplicaciones y copiar después todos tus datos otra vez en el Mac.

Si tienes una copia de seguridad reciente de tus datos, previa a la infección del Mac, puedes usarla para copiar los datos después de la nueva instalación. Si no, tendrás que hacer antes una copia de seguridad de los archivos importantes, pero analízalos primero con un antivirus para comprobar que no estén infectados.

  1. Arranca desde Recuperación de macOS: Para arrancar desde Recuperación de macOS, enciende tu Mac y mantén pulsada inmediatamente después una de las siguientes combinaciones del teclado. Por lo general, se recomienda Comando-R, sobre todo si nunca has instalado macOS Sierra 10.12.4 o una versión posterior. Instala la versión más reciente de macOS que se hubiera instalado en tu Mac.

    Suelta las teclas cuando veas el logotipo de Apple, un globo girando o un mensaje de contraseña de firmware. Cuando veas la ventana Utilidades, habrás arrancado desde Recuperación de macOS.

  2. Decide si quieres borrar (formatear) tu disco: Si necesitas eliminar tu disco antes de instalar macOS, selecciona Utilidad de Discos, en la ventana Utilidades y haz clic en Continuar. Probablemente no necesites borrarlo, a menos que estés vendiendo o regalando el Mac, o tenga un problema que debas borrar.
  3. Instala macOS: Tras arrancar desde Recuperación de macOS, sigue estos pasos para instalar macOS:

    • Elige Reinstalar macOS (o Reinstalar OS X) en la ventana Utilidades.
    • Haz clic en Continuar y sigue las instrucciones que aparecen en pantalla para elegir tu disco e iniciar la instalación.
    • Si el instalador te pide que desbloquees tu disco, introduce la contraseña que utilizas para iniciar sesión en tu Mac. Si no ve tu disco o dice que no se puede instalar en tu ordenador o volumen, es posible que tengas que borrar el disco.
    • Deja que la instalación se complete sin poner el Mac en reposo ni cerrar la tapa. Durante la instalación, tu Mac podría reiniciarse y mostrar una barra de progreso varias veces, y la pantalla podría estar vacía durante varios minutos.

      Reinstalación del sistema operativo

Si aún tienes problemas con tu equipo tras seguir todos estos pasos, lo mejor es que lo lleves a una tienda oficial de Apple.

 

DESINFECTA TU MÓVIL ANDROID

  1. Descárgate un antivirus. Parece una medida obvia, instálate un antivirus desde Google play por ejemplo Avast o AVG también puedes instalarte Malwarebytes un potente software gratuito de ciberseguridad y antimalware, selecciona la opción analizar.
  2. Desinstala aplicaciones sospechosas o desactualizadas porque pueden ser una puerta abierta para la entrada de virus en tu móvil. Si ya no la usas, desinstálala. Las que mantengas, tenlas siempre actualizadas para evitar la instalación de programas maliciosos.

    ¿Cómo desinstalar aplicaciones de tu móvil? Sigue estos pasos:

    • Abre la aplicación Ajustes del dispositivo.
    • Haz clic en Aplicaciones y notificaciones.
    • Selecciona la aplicación que quieras desinstalar. Si no aparece, haz clic primero en Ver todas las aplicaciones o Información de la aplicación.
    • Selecciona Desinstalar.

      Cómo acceder a la aplicación que se desea desinstalar

      Cómo desinstalar una app en Android

  3. Borra la caché del navegador. Si estás teniendo un problema con las ventanas emergentes cuando navegas desde tu móvil, una buena solución es borrar la caché de tu navegador, algo que puedes hacer desde la sección Ajustes.

    Para borrar los datos en caché de todas las aplicaciones tan sólo tenemos que ir a Ajustes > Almacenamiento > Datos almacenados en caché y pulsar en "Aceptar" para que se limpie nuestro almacenamiento de archivos temporales.

    Borrado de la caché de la aplicación

Mensaje de reinicio en modo seguro

Estas opciones pueden variar según el fabricante, consultar la página del fabricante de su móvil.

  1. Pon tu móvil o tableta en modo seguro. Esto evitará que se ejecute cualquier aplicación de terceros y que el malware quede completamente aislado.

    Para conseguirlo, pulsa sobre el botón de encendido, accede a las opciones y mantén pulsado el botón de Apagar hasta que aparezca la opción de reiniciar en modo seguro.

    Aceptaremos, y así el sistema operativo arrancará en modo seguro. A continuación, iremos a Ajustes > Aplicaciones, y accederemos al apartado de aplicaciones descargadas. En esta lista buscaremos alguna aplicación con un nombre extraño o que no recordemos haber instalado, y por seguridad, eliminaremos todas las que nos resulten sospechosas.

    Por último, tendremos que salir del modo seguro. Para ello lo único que debemos hacer es reiniciar el dispositivo y una vez se haya encendido por completo, veremos que todo el sistema funciona de modo normal y podremos comprobar si nuestro teléfono ha vuelto a la normalidad y el malware ha dejado de dar síntomas.

  2. En el caso de que no te deje desinstalar una aplicación y veas que el botón de Desinstalar no está operativo y que está marcado en color gris. Esto es porque el virus se ha adjudicado a sí mismo poderes de administrador.

    Sal del menú de Aplicaciones y pulsa sobre el botón Configuración, Seguridad y Administradores de dispositivos. Verás que en esta página están todas las aplicaciones que tienes instaladas en el equipo y que tienen estatus de administrador.

    Desmarca este poder de la aplicación, en este caso virus, que corresponda.

    Menú del administrador de dispositivos de Android

    Ahora, accede de nuevo a la sección de Aplicaciones para ver de nuevo las descargas. Habiendo dado el paso anterior, no deberías tener ningún problema a la hora de desinstalar el virus de tu teléfono o tableta.

    En principio, la amenaza habrá quedado desactivada.

  3. Restaura tu dispositivo Android a una copia de seguridad:

    • Abre Ajustes y pulsa Sistema > Copias de seguridad y restauración > almacenamiento externo.
    • Selecciona la ubicación de la copia de seguridad que desea restaurar:
    • Si está usando una tarjeta de memoria para realizar una copia de seguridad, asegúrate de que la tarjeta NM haya sido insertada en la ranura 2 de su teléfono. A continuación, pulsa Tarjeta SD y selecciona un registro de copia de seguridad para acceder a este.

      No todos los dispositivos admiten tarjetas NM (tarjetas de memoria nano). Inserta la tarjeta NM en la ranura 2.

      Si está usando un dispositivo USB para realizar una copia de seguridad, asegúrate de que tu teléfono haya sido conectado al dispositivo USB. A continuación, pulsa Dispositivo USB y selecciona un registro de copia de seguridad para acceder a este.

      Si está usando una carpeta compartida para realizar la copia de seguridad, asegúrate de que tu teléfono haya detectado la carpeta compartida en su ordenador o en el dispositivo NAS a través de la función de búsqueda de Wi-Fi. A continuación, pulsa Carpeta compartida y selecciona un registro de copia de seguridad para acceder a este.

      Tu teléfono almacena los tres últimos registros de copias de seguridad (automáticos y manuales). Cuando haya más de tres registros de copias de seguridad, se eliminarán los registros más antiguos.

    • Selecciona los datos que desea restaurar y pulse Restaurar. Si has habilitado Cifrar copias de seguridad, introduce la contraseña y restaura tus datos según se indique.

Restaurar los valores de fábrica: es la última opción si todos los remedios que te hemos propuesto no han tenido resultado. Con esta opción tu dispositivo vuelve a su estado inicial y optas por la solución más drástica contra el programa maligno.

(Por supuesto pierdes todo lo que tenías almacenado, asegúrate de tener una copia de seguridad antigua).

¿Cómo restaurar los valores de fábrica? Sigue estos pasos:

  • Entra al menú de Ajustes de tu dispositivo, y en la sección Personal pulsa sobre Copia de seguridad.

    Acceder a copia de seguridad

  • Ahora, entre las opciones que verás busca y pulsa sobre la opción de Restablecer datos de fábrica. Al hacerlo iniciarás el proceso para borrar todos los datos.

    Los dos siguientes pasos son básicamente de confirmación:

    • En el primero, te darán una lista de todos los datos personales que vas a borrar, y para continuar tendrás que pulsar sobre Restablecer teléfono.
    • A continuación, te avisarán de que la acción no se puede deshacer, y para confirmar e iniciarlo tendrás que darle a Borrar todo.

    Ahora, el móvil se tomará unos minutos para reiniciarse, y cuando lo haga se reiniciará automáticamente y te mostrará la misma pantalla de configuración de inicio que verás con cualquier otro dispositivo que te acabes de comprar y tengas que configurar por primera vez.

    Devolver dispositivo a configuración de fábrica

 

DESINFECTA TU MÓVIL IOS

  1. Borrar historial y datos de sitios web de tu iPhone. Este truco puede que te ayude a resolver el problema de ser redireccionado continuamente a páginas web maliciosas sin tu autorización.

    Dirígete a Ajustes > Safari > Borrar historial y datos de sitios web. Al tocar sobre 'Borrar' eliminarás el historial, las cookies y otros datos de navegación.

    Cómo borrar historial y datos web en iOS

  2. Apaga y resetea tu iPhone o iPad. En ocasiones, se queda bloqueado el dispositivo y hay que resetearlo para que vuelva a encenderse. Se hace de la siguiente manera: mantén presionado el botón de encendido hasta que la pantalla cambie y aparezca la barra deslizante de apagado. Desliza hacia la derecha para apagar el teléfono.

    Para resetear el iPhone o iPad, presiona de nuevo el botón de encendido. Aparecerá el logo de Apple. Espera hasta que aparezca la solicitud de contraseña. Si necesitas información más específica sobre cómo resetear tu iPhone o iPad haz clic en el enlace.

  3. Actualiza las apps a su última versión. Si notas que, al iniciar una app de terceros (fuera de la Apple Store), tu dispositivo se comporta de forma extraña, es posible que debas actualizarla a su última versión.

    Consultar las apps que más batería consumen también puede darnos una pista sobre aplicaciones que no funcionen como deberían. Ve a Ajustes > Batería para averiguarlo.

  4. Detecta y elimina las aplicaciones sospechosas o desactualizadas. Para ello puedes ir eliminando poco a poco las últimas aplicaciones que hayamos instalado para ver si deshaciéndonos de ellas, el teléfono recobra la normalidad. Es probable que alguna fuese la culpable del comportamiento errático de nuestro dispositivo.

Restaura tu iPhone a la última copia de seguridad. Si haces copias de seguridad de tu iPhone o iPad con frecuencia, entonces será muy sencillo restaurar tu dispositivo iOS a la última copia realizada.

Si esto falla, significa que el malware ya estaba instalado en esa última copia que realizaste. Vuelve a restaurar a una copia todavía más antigua. Si tienes suerte podrás encontrar una copia de seguridad que haya sido realizada anterior a la fecha en la que se instaló el malware en tu iPhone o iPad.

Restaurar el dispositivo desde una copia de seguridad de iCloud

  • Enciende el dispositivo. Deberías ver una pantalla de saludo. Si ya has configurado el dispositivo, debes borrar todo el contenido para poder seguir estos pasos y restaurar desde la copia de seguridad.
  • Sigue los pasos de configuración que aparecen en pantalla hasta llegar a la pantalla Apps y datos, luego pulsa Restaurar desde una copia de seguridad de iCloud.
  • Inicia sesión en iCloud con tu ID de Apple.
  • Selecciona una copia de seguridad. Consulta la fecha y el tamaño de cada una de ellas y elige la que más te convenga. Una vez seleccionada la copia de seguridad, se iniciará la transferencia. Si un mensaje indica que se requiere una nueva versión de iOS, sigue los pasos que aparecen en pantalla para actualizar (si no ves los pasos en pantalla para ayudarte con la actualización, esto es lo que puedes hacer).
  • Cuando se te solicite, inicia sesión en tu cuenta del ID de Apple para restaurar las apps y las compras (si has adquirido contenido de iTunes o App Store con varios ID de Apple, se te solicitará que inicies sesión en cada uno). Si no recuerdas la contraseña, puedes pulsar Omitir este paso e iniciar sesión más adelante.
  • Permanece conectado y espera hasta que aparezca y se complete una barra de progreso. Según el tamaño de la copia de seguridad y la velocidad de red, la barra de progreso podría necesitar desde unos minutos hasta una hora para completarse.
  • Ahora puedes finalizar la configuración y disfrutar de tu dispositivo. El contenido, como las apps, las fotos, la música y otra información, seguirá restaurándose en segundo plano durante varias horas o días, según la cantidad de información que haya. Intenta conectarte con frecuencia a una red Wi-Fi y a la alimentación para permitir que se complete el proceso.

Restaurar el dispositivo desde una copia de seguridad de iTunes

  • Abre iTunes en el Mac o PC que usaste para realizar la copia de seguridad del dispositivo.
  • Conecta el dispositivo al ordenador con el cable USB. Si aparece el mensaje “¿Confiar en este ordenador?” o el dispositivo te pide el código, sigue los pasos en pantalla. Si no recuerdas el código, obtén ayuda.
  • Selecciona tu iPhone, iPad o iPod touch cuando aparezca en iTunes. Si el dispositivo no aparece en iTunes, descubre lo que puedes hacer.
  • Selecciona Restaurar copia de seguridad en iTunes.
  • Consulta la fecha y el tamaño de cada copia de seguridad y elige la que más te convenga.
  • Haz clic en Restaurar y espera a que el proceso de restauración finalice
  • Mantén el dispositivo conectado después de que se reinicie y espera a que se sincronice con el ordenador. Puedes desconectarte una vez que finalice la sincronización.

Restablece tu iPhone a sus valores de fábrica. Si no encuentras ninguna copia de seguridad libre de malware, lo más recomendable es que empieces desde cero, es decir, que restaures tu iPhone a sus valores predeterminados de fábrica.

Para ello, dirígete a Ajustes > General > Restablecer >Borrar contenidos y ajustes. Tendrás que ingresar tu contraseña para confirmar el proceso. Una vez completado, inicia tu iPhone o iPad como un nuevo dispositivo.

Restablecer iPhone a valores de fábrica

El siguiente paso será el de instalar de nuevo las aplicaciones que más utilizas y volver a configurar el dispositivo según tus preferencias. Estas medidas te ayudarán a “limpiar” tu dispositivo, pero no olvides ser cuidadoso y tratar de prevenir las infecciones:

  • Recuerda que es importante que tu dispositivo esté actualizado a la última versión de iOS, que solucionará entre muchas cosas, problemas de seguridad y así evitarás virus o malware en tu smartphone.
  • Por último, no abras nunca links de los que no estés seguro, muchas veces esos links maliciosos son una forma de permitir la entrada de malware y virus a tus dispositivos iOS.
  • Si después de haber seguido estos pasos, persiste el problema tras el restablecimiento, visita una Apple Store y allí solucionarán tu problema.