El uso del correo electrónico gratuito es una de las formas más habituales de comunicación a través de Internet, pero también son el objetivo de ataques por lo que es recomendable hacer uso de los mecanismos de seguridad que estos servicios nos ofrecen.