Importancia : 
Media

Recursos afectados

Cualquier usuario que haya recibido un correo electrónico, haya accedido al enlace e introducido sus datos en el formulario de registro. 

Descripción

Se ha detectado una nueva campaña de correos electrónicos fraudulentos cuyo objetivo es engañar al remitente para que invierta en bitcoins tras acceder al enlace que se facilita en el correo electrónico.

Solución

Si has recibido un correo de este estilo, no contestes, no accedas al enlace y elimínalo. Se trata de un engaño que utiliza estrategias de ingeniería social.

En el caso de que hayas accedido al enlace y hayas facilitado tus datos personales y/o bancarios, es aconsejable contactar e informar a la entidad bancaria para que tome las medidas de seguridad pertinentes. 

Recopila todas las evidencias de las que dispongas (capturas de pantalla, e-mails, mensajes, etc.) y contacta con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) para presentar una denuncia si es necesario. Para ello, puedes hacer uso de algún testigo online

Además, te recomendamos permanecer atento y monitorizar periódicamente la información que hay publicada sobre ti en Internet para evitar que tus datos privados estén siendo utilizados sin tu consentimiento.

Si, tras haber hecho egosurfing (es decir, una búsqueda de tu nombre y otros datos personales en el buscador), encuentras algo que no te gusta o se está ofreciendo indebidamente información sobre ti, puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, oposición y supresión al tratamiento de tus datos personales. La Agencia Española de Protección de Datos te proporciona las pautas para que los puedas ejercer.

Evita ser víctima de fraudes de este tipo siguiendo nuestras recomendaciones:

  1. Si te llegan correos que no esperabas o no has solicitado y más si provienen de desconocidos, no los abras y elimínalos.
  2. No contestes en ningún caso a estos correos, ni facilites información personal.
  3. Ten precaución al hacer clic en enlaces y descargar ficheros adjuntos de correos, aunque sean de contactos conocidos. Los ciberdelincuentes se apoyan en estrategias de ingeniería social para hacerte caer en la trampa
  4. Analizar la URL de la página web a la que es redirigido al usuario. Si no hay certificado o si no corresponde con el sitio al que accedemos, no facilites ningún tipo de información personal: nombre de usuario, contraseña, datos bancarios, etc.
  5. En ningún caso reenvíes el correo, de este modo ayudarás a que no se extienda el fraude.
  6. Mantén todos tus dispositivos y antivirus actualizados.
  7. Recuerda contrastar toda la información que recibas en fuentes oficiales.