El fraude conocido sobre el servicio técnico de Microsoft que se creía extinto, ha vuelto a retomar auge en los últimos meses, registrándose un aumento del número de víctimas engañadas por esta estafa en España. Jaime, el protagonista de nuestra historia real, es una de estas víctimas, que debido al desconocimiento de este fraude cayó en la trampa.