Una característica de ciertos programas de malware, es que detienen o impiden que se inicien los programas antivirus o antiespías. La función de esta utilidad es detener el proceso que impide la ejecución de ese software antiespías/antivirus, para, a continuación poder ejecutarlo y desinfectar el sistema.

Su función concreta es detener procesos (de malware instalado), restaurar ciertas entradas del registro (las que se suelen modificar al infectar un sistema) y reiniciar procesos.

No elimina el malware de un ordenador, solo detiene los procesos que dificultan la desinfección. Siempre de debe utilizar como complemento de otra herramienta que desinfecte el sistema.

Como característica especial tenemos que esta herramienta se presenta con varias extensiones (.com, .exe, .src y .pif) por si un fichero malicioso trata de evitar la ejecución de la herramienta, tener más opciones para tratar de engañarlo, por lo que puede ser necesario descargar más de una versión de la misma herramienta.

Plataformas:Microsoft Windows con .net 2 al menos.