Importancia : 
Media

Recursos afectados

Potencialmente todos los usuarios a los que les llegue el anuncio del cheque regalo, accedan al enlace facilitado en él y continúen con las indicaciones proporcionadas en la página web.

Descripción

El equipo de seguridad de Lidl nos ha comunicado que están circulando por Internet varias promociones falsas que utilizan cheques regalo como reclamo, utilizando su marca. Dichas promociones pretenden obtener información personal de los usuarios mediante técnicas de ingeniería social como nombre, apellidos, número de teléfono o dirección de correo electrónico. No se descarta que los usuarios acaben suscritos a varios servicios sin ser conscientes de ello.

Solución

Si has sido víctima de este engaño:

  1. Vigila regularmente qué información tuya circula por Internet para detectar si tus datos privados están siendo utilizados sin tu consentimiento. Practicar “egosurfing” te permitirá controlar qué información sobre ti hay en la red.
  2. Si tras realizar una búsqueda en Internet de tu información personal encuentras algo que no te gusta o se está ofreciendo indebidamente información sobre ti, tienes a tu disposición los derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición (ARCO) al tratamiento de tus datos personales. La Agencia Española de Protección de Datos te proporciona las pautas para que los puedas ejercer.
  3. Denuncia la situación ante la Agencia Española de Protección de Datos y/o ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE).
  4. De manera adicional, si has facilitado tu número de teléfono móvil, contacta lo antes posible con la operadora de telefonía para que bloqueen los números SMS Premium y revisen si se ha realizado algún cargo sin tu consentimiento.

Para evitar este tipo de engaños, la mejor recomendación es no introducir NUNCA ni datos personales ni el número de teléfono móvil en promociones online de dudosa reputación o que te hayan llegado sin ser solicitados, como sería el de este ejemplo.

En caso de duda, siempre se recomienda consultar directamente con las empresas implicadas. La mayoría de las ocasiones estas empresas tienen cuentas en redes sociales (Facebook o Twitter) a través de las cuales contactar con ellas directamente y consultar dudas sobre una supuesta campaña de ofertas.