Nuestras costumbres han evolucionado a pasos agigantados durante los últimos años, lo que ha hecho que comprar o vender ropa a través de Internet sea algo habitual para muchos usuarios. Ya sea por necesidad, vaciar el armario o adquirir ropa para la ocasión, como usuarios de este tipo de aplicaciones y plataformas debemos igualmente tener especial cuidado con los fraudes que nos acechan, dado que estas pueden ser usadas también de forma malintencionada por algunos de sus usuarios.