Una nueva influencer en las redes sociales se convierte en víctima al no cuidar su privacidad online. Nuestra protagonista se lanzó de lleno a conquistar las redes sociales compartiendo su día a día pero, el exceso de información que publicó sobre su vida, con el objetivo de captar seguidores, le jugó una mala pasada.