El número de amenazas en la red ha crecido exponencialmente en los últimos años con acontecimientos, como la pandemia del COVID-19 y la guerra de Ucrania. Entre ellos, cabe destacar el incremento de los ataques de ransomware, ocasionados por los ciberdelincuentes que buscan obtener ganancias desorbitadas a costa de los daños producidos a personas, empresas o gobiernos.