Importancia : 
Media

Recursos afectados

Cualquier usuario que sea cliente del Banco Santander y haya accedido al sitio fraudulento e ingresado sus datos de acceso a la cuenta.

Descripción

Se ha detectado una campaña de envío de correos electrónicos fraudulentos que suplantan al Banco Santander, cuyo objetivo es dirigir a la víctima a una página web falsa (phishing) para robar sus credenciales de acceso e información bancaria, con la excusa de que es necesario activar un nuevo sistema de seguridad.

Solución

Si has recibido un correo de estas características, accedido al enlace y facilitado tus datos de acceso (código de usuario y contraseña), contacta lo antes posible con la entidad bancaria para informarles de lo sucedido. Además, te recomendamos modificar la contraseña de todos aquellos servicios en los que se utilice la misma.

Evita ser víctima de fraudes de tipo phishing siguiendo nuestras recomendaciones:

  1. No abras correos de usuarios desconocidos o que no hayas solicitado, elimínalos directamente. No contestes en ningún caso a estos correos.
  2. Ten precaución al seguir enlaces y descargar ficheros adjuntos de correos, aunque sean de contactos conocidos.
  3. Revisa la URL de la página web. Si no hay certificado, o si no corresponde con el sitio al que accedemos, no facilites ningún tipo de información personal: nombre de usuario, contraseña, datos bancarios, etc.
  4. En caso de duda, consulta directamente con la entidad implicada o con terceros de confianza, como son las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) y la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) de INCIBE.

Como en cualquier otro caso de phishing, extrema las precauciones y avisa a tus contactos para que estén alerta de los correos que reciban de origen sospechoso, especialmente, si contienen archivos adjuntos o como en este caso, enlaces externos a páginas de inicio de sesión.

De manera adicional, ten en cuenta siempre los consejos que facilitan los bancos y entidades financieras en su sección de seguridad:

  1. Cierra todas las aplicaciones o programas antes de acceder a su web.
  2. Escribe directamente la URL de la entidad en el navegador, en lugar de llegar a ella a través de enlaces disponibles desde páginas de terceros o en correos electrónicos.
  3. Si prefieres hacer uso de la app del banco para los distintos trámites, asegúrate que descargas la aplicación oficial.
  4. No accedas al servicio de banca online desde dispositivos públicos, no confiables o que estén conectados a redes wifi públicas.