Existen acciones que pueden comprometer la seguridad de nuestro dispositivo iOS o Android, como tener desactualizado el sistema operativo o no disponer de un mecanismo de desbloqueo seguro. ¡Configúralo adecuadamente y evita más de un dolor de cabeza!