A diario interactuamos en redes sociales, aplicaciones de mensajería instantánea, foros, páginas de opinión, etc., donde compartimos información sobre nosotros y vamos generando nuestra huella digital. En gran medida es nuestra responsabilidad la información que otros van a encontrar sobre nosotros, por lo que debemos ser cautelosos y conscientes de lo que compartimos.