El 28 de enero se celebra el Día Europeo de la Protección de Datos y queremos aprovechar para recordar la importancia de proteger nuestra información personal y conocer nuestros derechos, así como las herramientas de las que disponemos para prevenir que acabe en malas manos.