Seguro que más de una vez has buscado tu nombre o el de un amigo o familiar en un buscador de Internet y has encontrado resultados que desconocías. ¿Sabías que si no estás de acuerdo con la información que aparece en los buscadores, puedes ejercer el derecho al olvido?