Cuando se acercan las vacaciones, las plataformas de alquileres se llenan de ofertas muy atractivas para los usuarios pero a veces acaban siendo fraudes. Aunque estas plataformas tienen sistemas para detectar y evitar que se publiquen anuncios con alquileres fraudulentos, es inevitable que de vez en cuando se cuelen algunos. Por esta razón, los usuarios debemos estar preparados para reconocer las técnicas empleadas por los estafadores e informar a la plataforma o a las autoridades sobre este tipo de prácticas.