Entre los mayores miedos que tenemos al realizar una comprar online, es ser víctimas de un fraude, es decir, que la tienda en la que compramos nos la juegue. Ellos se quedarán con nuestro dinero e información personal, y nosotros con la impotencia de no poder reclamar o de no ser atendidos.
A medida que los usuarios usan con más frecuencia los servicios de compra online, más concienciados están con las medidas de seguridad que debe tener una tienda pero, ¿conocemos nuestros derechos como consumidores cuando compramos por Internet? Hoy os lo contamos con esta infografía.