Los ciberdelincuentes tienen un arsenal enorme de técnicas para infectar nuestros equipos y hacerse con nuestras credenciales y datos personales. Entre sus ataques más populares está el spoofing. Falsifican la dirección de correo electrónico o la URL de una organización para hacerse pasar por ella, de modo que el usuario crea que la comunicación que le envían es legítima y caiga en el engaño, proporcionando sus credenciales de acceso y datos personales. En el siguiente artículo hablaremos sobre él y sus tipos para aprender a identificarlos y evitarlos.