Oficina de Seguridad del Internauta Oficina de Seguridad del Internauta

¡¡Stop bulos, no alimentes las leyendas urbanas!!

¿Por qué te han sugerido esta página?

Quien te ha sugerido esta página quiere comentarte que, en ocasiones, le estás reenviando mensajes en cadena con noticias aparentemente reales pero que son falsas (bulos) a su correo electrónico o perfil en redes sociales.

Como los bulos solo sirven para crear falsas alarmas y confusión, llegando a ser en ocasiones bastante destructivos, quiere ayudarte a identificarlos y evitar así su difusión, con el apoyo de la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI).

Stop, bulos

¿Por qué creen que estas enviando bulos?

Es probable que las noticias que has enviado lleven tiempo circulando por la red, por lo que es sencillo contrastar su veracidad. Una simple búsqueda en Internet por el titulo del mensaje, como los de los siguientes ejemplos de bulos, puede ser suficiente.

  • Hotmail o Facebook próximamente será de pago
  • Marcar el pin al revés en un cajero automático en caso de problemas avisa a la Policía
  • Actimel es malo para la salud. Dejas de fabricar defensas
  • La leche en envase de cartón es repasteurizada
Ejemplo bulo

Ejemplo de correo electrónico que es un bulo.


En otros casos, cuando recibas un mensaje cuyo contenido te resulte dudoso, lo más sensato es, antes de reenviarlo sin más entre los contactos, contrastar la información en fuentes oficiales o de confianza. Si Hotmail va a pasar a ser de pago, en su página oficial habrá un aviso destacado que informe sobre este hecho, ¿no te parece?


Otras pistas que te pueden ayudar a identificar bulos Bombilla

Además de las recomendaciones anteriores es posible identificar un bulo por sus características:

  • Carecen de fechas para que sean atemporales y puedan circular el máximo tiempo posible por Internet.
  • Utilizan un gancho para captar la atención y despertar sensibilidades: miedos, desgracias, injusticias, etc. Este factor alarmante hace que muchos internautas lo reenvíen a sus contactos «por si acaso es cierto».
  • Contienen una petición de reenvío con la que asegurar su propagación y persistencia en el tiempo.
  • No citan fuentes oficiales o citan fuentes imprecisas cuya autenticidad no se puede comprobar. Aunque en su conjunto son falsas, suelen contener elementos verosímiles e inquietantes, que les aportan cierta credibilidad.


Ayúdanos a difundir esta campaña

Si detectas que alguno de tus contactos tiene este problema, ayúdale, y pásale la dirección web de esta página: «Stop bulos, no alimentes las leyendas urbanas». También puedes dar a conocer la página a todos tus amigos y familiares incluyéndola en el pie de tus correos, ¡seguro que les resulta muy útil!

Destacado Stop bulos, no alimentes las leyendas urbanas
					

<a href="http://stopbulos.osi.es" title="Stop bulos, no alimentes las leyendas urbanas">

<img src="http://www.osi.es/sites/default/files/webfile/recursos/stop%20bulos/destacado-stop-bulos.png"

alt="Destacado Stop bulos, no alimentes las leyendas urbanas" />

</a>


Si tienes alguna sugerencia para mejorar esta campaña o colaborar en su difusión puedes ponerte en contacto con nosotros a través del formulario de contacto.

INTECO, Instituto Nacional de las Tecnologías de la Comunicación